Select Page

DANZA DE LOS PACHECOS

DANZA DE LOS PACHECOS

(Investigación en proceso)
Ángel Mendoza González*
Agosto 2001

El objetivo de esta investigación es rescatar y conservar los elementosesenciales (antecedentes, diálogos, coreografía y música) que anteriormentecaracterizaba a la “Danza de los Rubios” o “Danza de los Pachecos” con elfin de asegurar y mantener su representación formal y fidelidad, tratandode evitar desvirtuar más la escenificación que de ella hacían nuestros antepasados no muy remotos.

Dicha investigación tiene un avance del 80 % sin profundizar muchosobre sus antecedentes. Sin embargo, a lo que corresponde a los diálogos delos danzantes sólo faltan algunos detalles; la notación coreográfica faltatoda, y en cuanto a la música ya se tiene toda registrada y grabada** desde el inicio de la cordillera, sones, jarabes y gustos, sumando un total de 45 sones con sus respectivos nombres.

Reseña

Se desconoce con precisión la fecha de su creación y su lugar de origen,pero se cree que se inicio en la época de la colonia, en lo que se denomina actualmente la Mixteca Baja del estado de Oaxaca.Esta danza dicen que tiene su fundamento en el traslado y acarreo de ganado obovino, iniciando su recorrido en la Costa Chica de Oaxaca y parte de la Costa del estado de Guerrero, hasta concluir en los estados de Puebla y Veracruz.

El acarreo del ganado se hacia bajo la modalidad de cordillera (pernoctarcada noche en lugares distintos donde terminaba la jornada del día) yaveces lo hacían al mismo tiempo varias partidas (grupo de 200 cabezas deganado bovino que tenían a su cargo entre diez y doce arreadores), haciendotodo su recorrido caminando por vía terrestre, dado que en aquella época noexistían carreteras por la región, por lo tanto, el traslado del ganado sehacia caminando y dominando cada día, la fuerza del animal y los retos dela naturaleza; dignas vivencias de nuestros antepasados que hoy por hoy, apesar de la postmodernidad, seguimos reviviendo bailando, al ritmo delviolín, la jarana y las espuelas sonando en las principales fiestas ycarnavales que tienen lugar año con año en “El país de las nubes”, la Mixteca Baja: Nicán (mi entrañable pueblo natal), San Miguel Cuevas,Yuchio, Santiago Naranjas, Santa Rosa Caxtlahuaca, Barrio de Santo Domingo,Santiago Juxtlahuaca (de donde es el grupo del cual formo parte “LosDanzantes del Sol” que dirige mi amigo Luis Arturo Olivo Carrasco), Tecomaxtlahuaca, Barrio San Pedro, San Martín Duraznos, Santa Catarina Noltepec, etc.

Según comentan algunos ex-arreadores, existían generalmente dos rutas porlas que hacían su recorrido las partidas para llegar a su destino final.Una de ellas nos comenta Don Rafael Mora Cuesta (originario del Barrio SanPedro, Tecomaxtlahuaca), se iniciaba en las costas de Guerrero y Oaxaca,hasta concluir finalmente en el estado de Veracruz. La otra ruta según DonRufino Reyes López (originario de Santa Rosa Caxtlahuaca), Don FelipeAvendaño (originario del Barrio de Santo Domingo) y Don Luis Sánchez(originario del Barrio San Pedro, Juxtlahuaca), se iniciaba en algunosranchos de la Costa Chica de Oaxaca: Rancho de Don Indalecio Yordia,Pinotepa Nacional, Llano Grande, Mártires de Tacubaya, Río Verde ycontinuaban su recorrido por: Cacahuatepec, San Pedro Amuzgos, Los Llanos,Sta. Ma. Zacatepec, Rosario Zacatepec, Mesones, Tres Cruces y Putla deGuerrero, pasando luego por Santiago Juxtlahuaca (se comenta que en éstelugar, pasaba la partida atravesando el pueblo por la calle real, hoy Av.Lázaro Cárdenas), San Miguel Tlacotepec, Tindu, Río Salado, Tezoatlán,hasta llegar a los ranchos locales del patrón, localizados en la sierramadre oriental de los estados de Puebla y Veracruz, donde terminaba por finla cordillera de la partida. Aunque también se dice que en Putla había unadesviación con rumbo y destino final a el Parían, lugar donde terminaba eltrabajo de los arreadores ya que el ganado al llegar a éste lugar eratransportado por ferrocarril con destino al estado de Veracruz.

El tiempo aproximado que hacían desde la costa chica de Oaxaca hasta llegara su destino final era de tres a seis meses de sucesivas cordilleras,dependiendo principalmente de contratiempos naturales y de situacionesimprevistas que interferían sus itinerarios. Concluyendo el trabajo deestos arreadores al entregar el ganado en poder del patrón y así poder serplenamente liquidados por su trabajo, regresándose nuevamente caminandodurante ocho o diez días para por fin llegar a sus lugares de origen,siendo la mayoría del actual Distrito de Santiago Juxtlahuaca,  correspondiente a la Mixteca Baja.

A decir de los mismos ex-arreadores, comentan que al volver a su añoradopueblo, donde eran esperados ansiosamente por la familia, regresaban regularmente muy cargados por su imprescindible equipaje, además deartículos que aveces adquirían en los pueblos por donde pasaban con elganado o bien por los que pasaban de regreso a sus pueblos de origen. Sinduda, todo lo que regresaban cargando en la espalda era muy importante,pero también lo era aquella invisible suma de insólitas vivencias yexperiencias que seguramente muchas veces sin molestarse en buscarlas seles iban acumulando día con día por su actividad cotidiana como arreadoresde ganado y que al volver a sus pueblos, todas esas experiencias y vivencias fueron metaforizadas en música, teatro y danza.

Danza y música que hoy forma parte de la cultura e identidad de los pueblosmixtecos de la región, caracterizados desde el pasado, por el compromisosocial de su filosofía en “la búsqueda incesante del equilibrio entre el hombre, su sociedad y la naturaleza” y que hace por lo menos 2500 años hanvenido aportando elementos únicos al patrimonio cultural del estado deOaxaca.

*Danzante de la “Danza de los Rubios” y “Danza de los Diablos”

**Con videograbadora no profesional

Subscribe to Blog via Email

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 48 other subscribers