ZONAS ARQUEOLOGICAS

Areas arqueologicas cerca de tu comunidad en Mexico

Zonas Arqueologicas por estados En orden alfabetico: ABCDEGHJMNOPQSTVYZ


Aguascalietes

  • Zona Arqueológica de El Ocote.
    el ocoteocote rupestresEl Ocote se encuentra situado en la área de cañones en aguascalientes cerca de la comunidad de Los Caños y El Taray que quedan en la carretera Villa Hidalgo Jalisco – Aguascalientes. El Ocote pertenece al periodo clasico entre 650 y 900 d.C., de acuerdo con los entierros, cerámica y restos de cuartos que se han encontrado hay un patrón urbano y estilístico común de asentamientos que florecieron entre los siglos VII y X d.C., en esta región en la que convergen hoy los estados de Jalisco, Zacatecas, Guanajuato y San Luis Potosí. En el Ocote existen pintura rupestre, distribuida en un panel principal y cuatro menores, en uno de los paramentos del Cerro de Los Tecuanes y en la parte norte del sitio, en la que se observan representaciones antropomorfas y zoomorfas. El sitio de Santiago se vislumbra como un punto importante en la región, no sólo por su extensión de 300 hectáreas sino por las dimensiones arquitectónicas de algunas de sus estructuras que todavía están cubiertas por la maleza, pero que permiten inclusive reconocer la existencia de una cancha de juego de pelota.
    Referencia Conaculta

Baja California Norte

  • Importancia
    El Vallecito se ubica en las inmediaciones del poblado de La Rumorosa, al extremo norte del estado y es de gran relevancia a nivel arqueológico, ya que concentra una importante cantidad de pinturas rupestres en un espacio relativamente pequeño, además de ser la única zona arqueológica abierta oficialmente al público en el estado de Baja California y dotada de toda una infraestructura para recibir y atender a los visitantes.El Vallecito queda comprendido dentro del territorio de los antiguos Kumia, uno de los grupos indígenas que poblaban Baja California a la llegada del hombre europeo. El Vallecito presenta básicamente evidencia de ocupación humana antigua a través de la presencia de pintura rupestre en resguardos rocosos, así como desechos de material lítico, restos de antiguos fogones y algunos fragmentos cerámicos. Además, en Baja California existen cuatro grupos indígenas: Cucapá, Pai-Pai, Kiliwa y Kumiai, descendientes de los primeros pobladores Yumanos que emigraron hacia la península hace 10 mil años. En consecuencia, el Vallecito fue ocupado desde hace por lo menos mil años por los antiguos Kumiai, grupo de bandas seminómadas de veinte a cincuenta miembros emparentados entre sí. Eran básicamente recolectores de productos silvestres, además de cazadores y pescadores, tenían asentamientos temporales dentro de un gran territorio comprendido entre la franja costera, la sierra y las zonas áridas. Originalmente vivían en el norte del estado y el sur de California, desde el océano Pacífico hasta el Valle Imperial, y desde el condado de San Diego en Estados Unidos hasta los límites del territorio Pai Pai en San Vicente y Santa Catarina en Baja California.Los indígenas Kumiai tenían un amplio conocimiento del territorio y obtenían sus alimentos de los recursos del medio ambiente. Sabían perfectamente las temporadas de maduración de las plantas y la reproducción de las especies animales.Hoy viven de forma permanente en las rancherías de Junta de Nejí, La Huerta, San Antonio Nécua y San José de la Zorra y en algunas reservaciones indígenas del sur de California en los Estados Unidos.Descripción del sitioEl sitio comprende actualmente un área de 160.38 hectáreas (Salcido Bercovich, 1997). En este lugar se concentran principalmente resguardos rocosos con pintura rupestre y restos en superficie de los materiales utilizados por los grupos que ocuparon el lugar a lo largo del tiempo.Se trata de un claro entre la serranía conformado por afloramientos rocosos de tipo granítico y dos lomas pequeñas que corren en dirección norte sur, una al este y otra al oeste del lugar, estas dos elevaciones lo protegen de los vientos y lo hacen parecer resguardado de forma intencional, el espacio que queda entre las lomas es el lugar que presenta evidencias materiales de una mayor ocupación por los grupos que se asentaron en lo que es el sitio.Lo más llamativo y atractivo del sitio es la presencia de pintura rupestre, esta se presenta en varios resguardos rocosos diseminados por el lugar, de forma oficial el INAH-BC tiene registrados catorce, ellos se conocen como: El tiburón, El diablito o el solsticio, El hombre enraizado (panel sur y norte), La cueva del indio (panel norte y sur), Solecitos o “wittinñur”, Los numerales, El hombre y el sol, Crótalos, El hombre del cuadro, Círculos negros, Los abanicos, El pico del águila, Roca partida y Los corrales. (Registro Arqueológico del INAH, 1987 y Salcido Bercovich, 1997).Servicios disponibles en la Zona Arqueológica El VallecitoEn esta zona arqueológica se disponen de los siguientes servicios: museo de sitio, visitas guiadas, palapas-asadores y sanitarios. Además, hay un área para acampar y un estacionamiento.AccesoSe localiza al extremo norte del estado de Baja California, en la ladera oeste de la Sierra Juárez, a 1300 metros sobre el nivel del mar.Referencia CONACULTA
  • Importancia
    El sitio Ignacio Zaragoza es una gran concentración de artefactos de piedra, de herramientas tales como raspadores, puntas de proyectil y de lanza, entre otros, que forman parte de un gran campamento temporal de los primeros pobladores de la Península.A partir de los primeros trabajos arqueológicos en el sitio y de los artefactos existentes se puede presumir que el sitio tenga una antigüedad que gire alrededor de los 9000 años de antigüedad, sin embargo, sólo tras las excavaciones que en un futuro se realizarán se podrá determinar con precisión que tan antiguo es el asentamiento.Descripción del sitio
    En esta Reserva Arqueológica Ejido Ignacio Zaragoza localizado en un punto estratégico de la ruta del vino, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, con el apoyo de la comunidad y muy en particular del grupo Mujeres Campesinas, quienes además de mantener abierto al público la reserva arqueológica, a escasos 200 metros tienen en operación un museo local.En dicho museo local el CINAH-BC presenta la exposición ” Presencia Humana Prehistórica en el Ejido Ignacio Zaragoza,” en la que el público en general puede conocer algunas piezas rescatadas en el sitio.Por esta razón en el 2005 luego de varias reuniones sostenidas entre las autoridades del CINAH-BC con las mujeres que son las propietarias de la parcela, se tomó el acuerdo en conjunto de proteger el sitio y así preservar el patrimonio arqueológico de todos los mexicanos.Acceso
    El sitio se encuentra localizado en una parcela conocida como La Parcela de La Mujer Campesina. Dichas mujeres tenían planeado realizar sus labores anuales de cultivo de la parcela, por lo que el sitio corría el riesgo de seguir siendo afectado con los barbechos.
    Horario
    Abierto todos los días del año.Contacto
    Cooperación Voluntaria
    Grupo Mujeres Campesinas.Referencia INAH – CONACULTA

Baja California Sur

  • Importancia
    Se localiza hacia la parte central de la Península de Baja California, en la región conocida como Aridoámerica, consiste en un conjunto de pinturas rupestres pertenecientes al estilo Gran Mural. Las cuevas que albergan conjuntos de pinturas son: La Pintada, Las Flechas, Los Músicos, La Soledad, Boca San Julio, Cuesta Palmarito y El Ratón.Es probable que este estilo haya sido desarrollado por un grupo étnico antecedente de los cochimis. Sin embargo, no hay estudios lingüísticos suficientes para ligar a los productores de los murales con el grupo étnico. Los motivos representados en estas pinturas son en su mayoría, figuras humanas y animales de tamaño natural y aún mayor, además de motivos abstractos, en colores negro y rojo, aunque también las hay en amarillo y blanco. La interpretación general de estas representaciones pictóricas asume que se tratan de marcadores territoriales y expresiones mágicas y religiosas, así como de relaciones sociales entre los antiguos cazadores recolectores que habitaron esta zona hace por lo menos 5,000 años. Ubicación cronológica principal: Cenolítico Superior. Además, se debe mencionar que es la única zona arqueológica de Baja California Sur que cuenta con el Decreto de Patrimonio Mundial por la UNESCO desde 1993.Descripción del sitio
    Se tiene evidencia de que las cuevas donde se encuentran fueron ocupadas por lo menos hace 3, 300 años. Otro dato importante lo constituyen las tres puntas de proyectil del tipo cloris, reportadas en la región. Las puntas acanaladas tienen una antigüedad de aproximadamente 11,000 años a.C., y fueron usadas para la caza de la megafauna del Pleistoceno, como el mamut y el perezoso. Se considera como fecha más temprana para la elaboración de las pinturas, el año 8, 800 a.C. y como más tardía 1, 700 d.C. Por lo tanto, cuenta con arte rupestre conocido el estilo como Gran Mural y alberga las pinturas más antiguas del Continente Americano, algunas con una antigüedad de por lo menos 7, 500 años.Existen 320 sitios rupestres, las cuevas abiertas a la visita, que formaron parte del conjunto Sierra de San Francisco, son: La Pintada, Las Flechas, Los Músicos, Boca de San Julio, La Soledad y Cuesta Palmarito ya que la Cueva El Ratón está cerrada a la visita pública.Servicios disponibles en la Zona Arqueológica de la Sierra de San Francisco“El Cacarizo” es un paraje que ha sido autorizado por el INAH para que acampe el turismo, con el fin de concentrar a los visitantes y proteger el entorno natural.
    El campamento tiene ciertas normas, como son la prohibición de fogatas, el cuidado en el uso y limpieza del agua, y la extracción de basura del cañón. También hay una unidad de información de la zona arqueológica, que se encuentra en San Ignacio; en donde también hay un museo.Otros tipos de servicios disponibles en la Zona Arqueológica de la Sierra de San FranciscoTodos los sitios abiertos al público cuentan con cédulas. Existe una guía oficial publicada en 1994 y hay cerca de 90 guías arrieros que rentan bestias de monta y carga. Cuenta con un hostal comunitario en la Sierra de San Francisco, guías, módulo de información de manejo de la zona arqueológica en San Ignacio, B.C.S., y también hay servicio de guías especializados que realizan el recorrido de los cañones.Acceso
    Es necesario llegar a San Francisco de la Sierra por la terracería que inicia en el tramo de la carretera transpeninsular (federal número 1) que une a la población de San Ignacio con la de Vizcaíno (aproximadamente a 46.7 kilómetros de la desviación, que conduce a San Ignacio).Hay que trasladarse al Cañón de Santa Teresa y pasar la noche en el paraje autorizado por el INAH para acampar (El Cacarizo); para esto, desde la ranchería de San Francisco de la Sierra se debe iniciar un recorrido en burro o a pie por aproximadamente cinco horas.Contacto
    Investigador Responsable de la Zona Sierra de San Francisco
    Dra. María de la Luz Gutiérrez Martínez.
    Teléfono: 01 (615) 154 – 0222.
    Aviso: Para visitar la zona debe hacerse reservación por teléfono o fax Referencia INAH – CONACULTA

Campeche

  • Zona Arqueológica de Becán
    Becán es un palabra de origen maya yucateco y significa “Camino o cavidad dejada por el correr del agua.
    Importancia
    Becán es clasificado académicamente por algunos investigadores como una capital regional en una de las áreas arquitectónicas más importantes del estado de Campeche comprendida en la región Río Bec. Además, esta antigua ciudad se caracteriza por estar rodeada por un foso, único en el área maya, que algunos investigadores atribuyeron a características defensivas, pero su estudio y el análisis fisiográfico de las zonas exteriores e interiores han llevado a entender que en realidad dicha excavación sirvió para drenar el agua de lluvia a fin de evitar inundaciones.Los primeros reportes de Becán fueron elaborados por Kart Ruppert y John Denison en 1934, cuando recorrieron buena parte del sur de la península registrando sitios precolombinos para la institución Carnegie de Washington. Varias décadas después la Universidad de Tulane efectuó un amplio programa de investigaciones en la región y el sitio fue nuevamente estudiado entre 1969 y 1973 por varios especialistas como Wyllys Andrews IV, David Webster, Jack Eaton, Joseph Ball, David Potter y Prentice Thomas.Entre 1983 y 1985, Román Piña Chan y un equipo de estudiantes de la ENAH prosiguieron los trabajos de limpieza, consolidación y restauración de la arquitectura monumental. Casi una década después entre 1992 y 1994, Ricardo Bueno Cano reinició las labores de investigación en el sitio. Las últimas intervenciones en Becán fueron dirigidas por Luz Evelia Campaña (1999-2001).Descripción del sitioLas evidencias de ocupación humana en Becán se remontan al año 600 antes de Cristo; sin embargo, su época de mayor prosperidad fue entre los años 600 y 900 de nuestra era, cuando esta ciudad tuvo el papel de capital regional, concentrándose en ella los bienes y servicios de un buen número de asentamientos debido a su ubicación estratégica (casi en medio de la base de la península de Yucatán). Posteriormente fue disminuyendo poco a poco la población hasta su desaparición total, aproximadamente en el año 1450 de la época actual.La ubicación central del sitio, en la base de la península de yucateca y con acceso casi equidistante a la costa Golfo y el mar Caribe facilitó la inserción de Becán en una dinámica red de intercambio comercial. El corazón de la ciudad fue claramente delimitado mediante la excavación de un foso y la construcción de un parapeto adjunto que encierran poco menos de 25 hectáreas. En promedio, el foso tiene 16 metros de ancho por 2.50 metros de profundidad, mientras que el parapeto aún conserva 3.60 metros de altura en algunos sectores.Tenía siete entradas, todas ellas precedidas por una pequeña calzada de piedra o sacbé. Estas varían de entre 12 metros a 18 metros de largo por 2.50 a 4 metros de ancho. Hoy se accede por una de tales entradas, al sureste del sitio.
    Esta construcción pone en evidencia que el acceso al área monumental estaba restringido a cierto grupo social y que probablemente la población accedía al recinto sólo en días festivos. Fuera del área rodeada por el foso existe una gran cantidad de construcciones menores que sirvieron como habitación, graneros, santuarios, terrazas agrícolas, etc. para el grueso de la población que sustentaba a la dinastía gobernante de Becán.RecorridoEn la Plaza A o Plaza del Este, se encuentra la imponente Estructura I con sus 2 macizas torres laterales que alcanzan una altura de 15 metros, en cuya cima se hallaron 4 aberturas que posiblemente sirvieron para efectuar observaciones astronómicas. Del lado sur de esta estructura, se construyeron 2 niveles de cuartos abovedados sobre una elevación rocosa.La Estructura II cierra la plaza por el lado poniente; en ella pueden apreciarse varias habitaciones al frente y al costado. Los aposentos posteriores cuentan con banquetas que dan cuenta de su uso habitacional. La fachada, construida con sillares calizos muy bien labrados, estuvo ricamente decorada con paneles de dameros en alto y bajo relieve, así como con cruces hundidas en muros que semejan tener flecos.La Estructura III cuenta con una escalinata central en cuyos lados hay habitaciones de mampostería dispuestas en los 2 niveles del inmueble. Frente a la escalinata hay un altar circular sobre el que debieron realizarse ofrendas diversas. En la Estructura IV, localizada al norte de la Plaza A, se aprecia una amplia escalinata central que permite el acceso a un patio superior, así como las esquinas redondeadas de la base y el cuerpo del edificio. En la cima se encuentran los cimientos de varias habitaciones orientadas hacia el patio. La fachada está decorada con mascarones zoomorfos hechos a base de mosaico de piedra.La plaza B o Plaza Central queda abierta en 2 sectores y está rodeada por las Estructuras VIII, IX y X. La Estructura VIII es un voluminoso edificio de una sola planta con torres en los extremos y un enorme mascarón en la fachada central. Aparentemente tuvo 9 habitaciones interiores en la parte superior que no contaron con ventilación o iluminación natural alguna, por lo que posiblemente funcionaron como bodegas o para llevar a cabo actividades religiosas en las que se requería de oscuridad y aislamiento (ayunos, oraciones, auto sacrificios, etc.).

    La Estructura IX es el edificio más elevado del sitio (32 metros de altura), y aparentemente tuvo una amplia escalinata frontal que conducía a un templo en la parte superior. Es probable que este inmueble fuese el principal santuario de Becán. La Estructura X contó con 12 aposentos distribuidos en 2 niveles alrededor de un enorme mascarón central del cual aún se pueden apreciar elementos curvilíneos con restos de estuco pintados en azul y rojo. También se conserva el dintel que divide los 2 cuartos centrales, sobre el que se levantaba una crestería decorada con diversos motivos de estuco pintado. La Plaza C o Plaza Poniente está delimitada en uno de sus extremos por el Juego de Pelota que consiste en 2 construcciones paralelas que forman un patio.

    Servicios disponibles en la Zona Arqueológica de Becán

    En esta zona arqueológica se disponen de los siguientes servicios: estacionamiento, venta de publicaciones, sanitarios y custodio.
    Otros servicios disponibles en la Zona Arqueológica de Becán
    Teléfono satelital y señalética explicativa.

    Horario
    Lunes a domingo de 8 a 17 horas. Referencia INAH

  • Zona Arqueológica de Chicanná
    Orígenes de su nombre
    Debido a la presencia de dos grandes montículos que dominaban el paisaje, Lundell denominó a este sitio Calakmul, que significa “Dos montículos juntos”: Ca (dos) lak (juntos) mul (montículos).
    Importancia
    Esta antigua ciudad maya se encuentra dentro de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, que tiene más de 723,000 hectáreas y es la mayor de las cinco áreas naturales protegidas de Campeche. La zona arqueológica de Calakmul fue inscrita por la UNESCO en 2002 como patrimonio cultural de la humanidad.
    Culturalmente, Calakmul ha sido considerada como la capital de un estado regional maya durante el periodo Clásico, con un desarrollo inicial en el Clásico tardío algunos la han considerado una “superpotencia”, enemiga confesa del poder de su par, la gran Tikal, con quien se disputó la hegemonía del área maya central durante el Clásico. Además, este sitio reporta el mayor número de estelas de la región, en total  117 y  se han encontrado un gran números de tumbas, en cuyos contextos funerarios recuperados se han registrado numerosas vasijas y elementos diversos de la indumentaria de los funcionarios inhumanos (máscaras, pectorales, orejeras y collares de jadeíta, piezas de concha y caracol marino, de obsidiana, de estuco, etc.).
    Historia del sitio
    El sitio arqueológico de Calakmul fue reportado por primera vez por Cyrus Lundell, quien guiado por un trabajador de la central chiclera de Buenfil, llegó ahí el 29 de diciembre de 1931.Descripción del sitio
    Calakmul se encuentra en una porción meridional del Petén, compartiendo no sólo la misma flora, fauna y orografía, sino también su mismo estilo arquitectónico. El núcleo principal de los vestigios prehispánicos se localiza sobre un domo natural de aproximadamente 25 kilómetros cuadrados rodeado de aguadas y canales hechos por el hombre prehispánico para almacenar agua, aprovechando que las partes bajas se inundaban fácilmente durante las temporadas de lluvia.La superficie de la plaza representa el mar primordial y los basamentos piramidales, las montañas sagradas donde moraban los ancestros y deidades.  Las estelas sembradas al pie de las montañas simbolizaban árboles de la vida entre los cuales el gobernante fungía como axis mundi. Las escalinatas que bajaban de las cimas de las montañas sagradas formaban caminos entre el mundo de los seres humanos y el del otro mundo, accesibles a través de espacios arquitectónicos diseñados con arreglos simbólicos que santificaban toda actividad desarrollada en sus interiores. Los espacios sagrados no se utilizaban solamente en ceremonias religiosas, sino también en las políticas, ya que estas siempre están relacionadas.Desde sus inicios, la ciudad de Calakmul recibió influencias del sur y del norte, mostrando su papel como centro geográfico temprano del área maya, aunque también formó parte de un regionalismo que integraba a los sitios El Mirador, Nakbé y Uaxactún. Un siglo antes del colapso del área maya central, debido a la derrota de su gobernante Garra de Jaguar, los dirigentes de Calakmul intensificaron sus estrategias políticas hacia el norte, participando en el auge de la Península. Para la primera mitad del Clásico Tardío, Calakmul mantuvo su hegemonía política en el área maya central y su influencia se incrementó notablemente; en este periodo se dio el auge de la ciudad de los dos montículos juntos.Calakmul representa la columna vertebral ecológica de la península de Yucatán). Se localiza en una zona de bosques tropicales donde predomina el clima cálido subhúmedo con lluvias en verano, mientras que en invierno se alcanzan temperaturas cercanas a cero. Abarca una superficie de 723 mil 185.12 hectáreas, lo que es equivalente al 12.8% del territorio del estado de Campeche. Esta zona fue declarada Reserva de la Biosfera de Calakmul por el Gobierno mexicano desde 1989, debido a su riqueza de flora y fauna.Algunos de los animales que se pueden encontrar en esta área son el jaguar, el zopilote rey, el ocofaisán, el tucán y tres especies de águilas, así como otras especies propias de Mesoamérica y 147 especies de vertebrados (excepto peces). En cuanto a la flora, sobresale la valiosa orquídea Ryncholaelia Digbyana.La Estructura VII
    Este edificio con características arquitectónicas de la región del Petén es un basamento piramidal compuesto por cuatro cuerpos superpuestos que dan una altura total de 22.83 metros desde su lado este. Su recinto superior fue ocupado como área habitacional de la élite desde por lo menos el período Clásico Temprano hasta el Clásico Tardío, aunque para la fase II del mismo período tardío, las actividades que se realizaron en ese recinto estuvieron encaminadas hacia el aspecto religioso y ceremonial y el edificio sufrió grandes remodelaciones: se le anexó una crujía más hacia el sur, construyéndose antes una cámara funeraria por debajo de lo que es el pasillo central. La construcción de la cámara funeraria tuvo como propósito conservar el lugar del señor que habitaba este edificio cuando muriera.La Cámara Funeraria del Edificio Superior de la Estructura VII
    Ahí se encontraron los restos de un individuo adulto joven del sexo masculino, de entre 25 y 30 años de edad y estatura promedio de 1.62 metros, perteneciente a la alta jerarquía, ataviado con rica ofrenda consistente en piezas de jade, concha y cerámica que corresponde al período Tapeu II, con una fecha aproximada de 660 a 820 d.C. Los huesos estaban depositados sobre una cama de semillas de pequeño tamaño y color obscuro obtenidas del chechem. Entre las semillas y los huesos colocaron un petate que, al igual que los huesos, mostraban huellas de exposición al fuego.La ofrenda
    Entre los objetos de la ofrenda se encontraron caracoles perforados, una perla, varios fragmentos y cuentas de concha, algunas puntas de cola de raya y 2,147 elementos de jade, un anillo, cuentas de formas variadas, cuatro orejeras y placas, una de ellas en forma de “T” que en su lado posterior presenta ocho perforaciones. Junto a todo esto se encontró la máscara funeraria de jade “mantada” pero las placas que la formaban se encontraron dispersas al noreste de la cripta. A diferencia de otras máscaras de jade descubiertas (Montealbán, Tikal, Palenque), esta fue hecha con placas simétricas de buen tamaño, no pedacería y, sobre todo la nariz y los labios, están hechos en una pieza, evidenciando un excelente trabajo de lapidaria. Los ojos están simulados con dos pupilas de obsidiana gris sobre dos círculos de concha nácar; varias de las piezas mostraban restos de estuco (mezcla de sascab, cal viva y agua) en su cara posterior, lo que hace pensar que estaba montada sobre una base de este material.Servicios disponibles en la Zona Arqueológica de Calakmul

    En esta zona arqueológica se disponen de los siguientes servicios: estacionamiento, unidad de servicios, venta de publicaciones, sanitarios y custodio.

    Horario: Lunes a domingo de 8 a 17 horas.

    Contactos:

    Encargados del Área de Difusión del Centro INAH Campeche
    Mariyln Domínguez Turriza
    José Ivan Pacheco Gutiérrez
    Correo electrónico: difusion.camp@inah.gob.mx
    Referencia INAH

  • Zona Arqueológica de Dzibilnocac importanciaUna visita a Dzibilnocac permitirá constatar la imponente presencia de la arquitectura Chenes en Campeche. Sobresale el Edificio “A”, dicha estructura, también conocida como Templo-Palacio, fue edificada en el periodo conocido como Clásico Tardío. La torre está coronada por un templo simulado al cual se accedía por medio de escalinatas no funcionales. Los falsos accesos al templo están rodeados por enormes mascarones estilizados del Monstruo de la Tierra, y en sus esquinas en las que se aprecian cascadas de mascarones de Chaac, dios maya de la lluvia, visto de perfil.Historia del sitioDzibilnocac es un nombre maya que significa “Bóveda Pintada” (ts’ibil-cosa o algo pintado, nokak-bóveda), o bien “Gran Tortuga Pintada” (ts’ibil-cosa o algo pintado, nohocn aak-gran tortuga). Las primeras evidencias de ocupación humana registradas hasta la fecha en el sitio datan del Preclásico medio, es decir, entre los años 500 y 50 a. C.A principios de la década de 1940 los exploradores Frederick Catherwood y John L. Stephens visitaron el poblado y plasmaron sus impresiones en la obra Incidentes de viaje en Yucatán. En mayo de 1887, Teobert Maler llegó al sitio y documentó, tanto algunos detalles arquitectónicos, como las imágenes de dos tapas de bóveda. Desde entonces el topónimo de Dzibilnocac ya se explicaba como “bóveda pintada” o “bóveda con escritura”, en alusión a las figuras e inscripciones jeroglíficas que decoraban el interior de algún aposento.RecorridoDzibilnocac fue un asentamiento grande, integrado por varios grupos de construcciones monumentales dispuestas regularmente sobre un amplio terreno. Después de que la zona estuvo abandonada durante varios siglos y de que fue devorada por la selva, comenzó a modificarse, a partir de 1822, debido al surgimiento de una pequeña comunidad que creció paulatinamente y que aprovechó los vestigios de los basamentos y de las plataformas prehispánicas para construir nuevos edificios. La ocupación precolombina esta debajo de muchos predios urbanos y rurales, pero todavía es visible en una extensión promedio de un kilómetro cuadrado. Aún pueden apreciarse numerosos montículos, plataformas de diversa dimensiones, basamentos piramidales, edificios de varios aposentos y habitaciones que estuvieron techadas con bóveda de mampostería y en el exterior decoradas con mascarones de mosaico de piedra.El sector que hoy se puede visitar cuenta con un edificio parcialmente restaurado (Edificio A-I). Está integrado por varias habitaciones dispuestas a manera longitudinal, a las cuales se les agregaron tres torres: una en cada extremo y otra en el centro. Además, sus elementos denotan la arquitectura Chenes, caracterizada por una profusa decoración, en la que son comunes los mascarones de narices ganchudas y el uso de esquinas redondeadas. En la parte central de ambos costados son visibles las mandíbulas del Gran Monstruo de la Tierra sobre el que se apoyaba la torre central. La representación fue lograda con mosaicos de piedra y además los sillares curvos o dientes, la alegoría mostraba cartuchos con varios símbolos estucados y pintados con diversos colores que aludían al agua y a las escamas de la deidad.Las dimensiones promedios del edificio A-I son casi 70 metros de largo por 30 metros de ancho y 13 metros de altura. En el primer nivel contuvo 10 habitaciones, algunas provistas de banquetas interiores. Encima de cada torre parece que hubo dos aposentos. La obra fue erigida entre los años 600 y 800 de nuestra era. No obstante, una fecha de radiocarbono y materiales cerámicos del periodo Preclásico medo indican que el sitio empezó a desarrollarse alrededor del año 400 a. C. Los vestigios arquitectónicos y escultóricos demuestran que el apogeo tuvo lugar durante el Clásico tardío (600-900 d.C), y la cerámica parece confirmar el abandono del lugar alrededor del año 1000 de nuestra era.Horario: Lunes a domingo de 8 a 17 horas.
    Referencia INAH
  • Zona Arqueológica de Edzná orígenes de su nombre
    Itzá es el nombre de un linaje de origen chontal que se estableció en el sitio y por extensión; los pobladores de otros asentamientos se referían a todos los habitantes de esta antigua ciudad maya como “Itzáes”; de aquí proviene su nombre, Edzná / Itzná: “Casa de los Itzáes”.Importancia
    La “Casa de los Itzáes”, es un sitio donde encontramos una veintena de edificios monumentales que nos hablan de la concentración del poder político, económico y religioso, ocurrido en tiempos precolombinos especialmente entre los años 600 y 1200 de nuestra era.Edzná fue una capital regional en la que sus habitantes construyeron un ingenioso sistema de amplios y largos canales y depósitos para captar, almacenar y distribuir el agua. También contaron con anchas calzadas de piedra que comunicaron a varios conjuntos arquitectónicos más importantes. En Edzná también se puede apreciar varios estilos arquitectónicos que sucedieron a través del tiempo: Petén, Chenes, Puuc y Tardío.Es de particular importancia en este sitio el edificio de los cinco pisos, el cual se encuentra construido sobre una gran plataforma que le da gran majestuosidad arquitectónica.Historia del sitio
    El asentamiento precolombino tuvo una extensión promedio de 25 kilómetros. Las primeras evidencias de presencia humana creció, de desarrolló y conformó poco antes del inicio de nuestra era, un gobierno centralizado. Se construyó un eficiente sistema de captación, almacenamiento y desecho pluvial; se concentró la producción y la fuerza de trabajo; se erigieron grandes edificios y se dominaros a los pueblos de los alrededores. Edzná constituyó una poderosa capital regional del occidente peninsular entre los años 400 y 1000 d.C. los siguientes cuatro siglos perdió fuerza política y económica y fue abandonada en el año 1450 d.C.Como en otros sitios del mundo maya, las primeras edificaciones de Edzná, fueron revestidas con grandes bloques de caliza, regularmente cortados, cubiertos con gruesos aplanados de estuco y pintados de rojo intenso. Muchas fachadas fueron decoradas con rostros de dioses, con animales míticos y símbolos; los motivos eran de estuco modelado (similar al yeso) y eran pintados de varios colores. Todos estos elementos se consideran característicos de la arquitectura Petén.Las relaciones de Edzná y otras regiones permitieron nexos comerciales, alianzas y también enfrentamientos armados. El arqueólogo Carlos Pallán del INAH, descifró varios textos de Edzná y por ello sabemos que de los vínculos entre esta antigua ciudad y Xcalumkín e Itzimté (Bolonchén) al norte, y Altar de los Reyes, Calakmul, Tikal, Piedras Negras e Itzán al sur. Pallán ha descubierto dos glifos emblemas propios de Edzná: el que representa a la ciudad que exhibe los crótalos de la serpiente de cascabel y el que indica la esfera política de acción que muestra una cara masculina con una oreja que contiene bandas cruzadas.Descripción del sitioRecorrido
    En el centro de Edzná se localiza la Plaza Principal, un amplio espacio cuadrangular el cual constituye el corazón de la antigua ciudad sobre cuyo oriente se asienta el mayor número de construcciones monumentales del sito; en sus sectores norte y sur existen dos sacbés o calzadas que fueron utilizadas para la circulación interna. Su forma cuadrangular confirma la importancia que tenían los puntos cardinales en la cosmovisión maya. El rumbo más sagrado era el oriente, por donde nace el Sol.

    La Plataforma de los Cuchillos
    Es un buen ejemplo de la Arquitectura Puuc. A pesar que contó con aposentos de techos abovedados en los extremos y su sector central fue reutilizado para erigir habitaciones más modestas techadas con materiales perecederos.

    El Patio de los Embajadores
    Está delimitado al poniente por 2 edificios, cada uno con cuatro columnas que corresponden a los años 1000-1200 d.C.

    El Nohochná (La Casa Grande)
    Este lugar posiblemente fue utilizado para ejercer funciones administrativas, aunque también pudo funcionar como una especie de graderío para presenciar eventos celebrados en la Plaza Principal. Esta estructura cuenta con cuatro largas galerías en su parte superior, a las que se tenía accesos mediantes vanos formados por gruesas pilastras.

    El Templo del Sur
    Comprende 5 cuerpos con molduras voladas y esquinas remetidas que convergen, en su parte posterior, en un ancho talud, sobre el que se levanta el templo que data de entre los años 600 y 900 d.C.

    El Juego de Pelota
    Está compuesto por dos estructuras paralelas, en cuya parte superior se levantan algunas habitaciones que posiblemente fueron utilizadas para colocar en ellas las imágenes de las deidades asociadas al evento y los aditamentos propios del juego y sus participantes.

    El Templo de los Mascarones
    Cuenta con dos representaciones del dios solar, al amanecer y al atardecer, hechas de estuco modelado; ambos mascarones tienen características antropomorfas con atributos estéticos propios de la elite, tales como estrabismo, mutilación dental, narigueras, orejeras y grandes tocados zoomorfos.

    La Pequeña Acrópolis
    Es un basamento de planta cuadrangular que data del 200 a.C., en cuya cima existen 4 edificios que conforman un patio central. Algunos de los elementos más antiguos de Edzná proceden de este lugar: un gran mascaron de estuco del Preclásico Superior, tres estelas del octavo baktún (entre los años 41 y 435 d.C.) y cerámica fechada entre los años 400 y 250 a.C.

    La Gran Acrópolis
    Es un amplio espacio de planta cuadrangular sobre el cual se levantan varias estructuras monumentales, como el Edificio de los Cinco Pisos, una construcción de 5 niveles con crestería y cuartos abovedados que cuenta con una ancha escalinata en su base poniente, que sobre sus peraltes tiene glifos que indican la fecha 652 d.C.

    Plataforma Solar
    Esta construcción de poca altura los astrónomos mayas observaron y registraron diversos fenómenos solares como equinoccios, solsticios, eclipses, las fases de la luna y los ciclos del planeta Venus.

    El Templo del Norte
    Consistía en un largo basamento de amplia escalinata cuyo eje principal conducía a una o dos crujías alargadas, mismas que fueron tapadas posteriormente, para añadírseles paneles remetidos, algunos decorados con tamborcillos y anchos taludes. El santuario que lo coronaba tuvo al menos cuatro modificaciones. Frente a este templo se localiza una plataforma en forma de C correspondiente a la ocupación más tardía de Edzná: 1200-1400 d.C.

    El Patio Puuc
    Está delimitado por varias construcciones recubiertas con sillares cuadrangulares, rectangulares y cilíndricos muy bien labrados. En el Edificio Norte también se aprecian sillares con triángulos y círculos en relieve que conforman grandes marcos. De la construcción con taludes curvos proviene una curiosa escultura en forma de marco cuadrangular, con representaciones de Chaac y glifos, entre los que se observan bandas celestes, el día Imix y el mes Yax. Justo a la entrada del Patio Principal se localiza el Temazcal, nombre de origen náhuatl cuya traducción al maya yucateco es chokó sintumbilhá, que se refiere a un baño de vapor, cuyo acceso estaba restringido por su relevancia religiosa.

    La Vieja Hechicera
    Se localiza 800 al noroeste del Edificios de los Cinco Pisos. En su lado oriental cuenta con una escalinata, los cuerpos del basamento presentan esquinas redondeadas y remetidas, y en la parte superior de la estructura hay un pequeños santuario.

    Edificio de los Cinco Pisos (E5P)

    Esta obra debe su nombre a los cinco niveles visibles en su lado oeste, todos ellos con cuartos abovedados. Su base mide 60 metros por lado y alcanza una altura de 31.50 metros. El templo original fue demolido para construir el actual edificio con crestería. Si sumamos la altura de la Gran Acrópolis, obtenemos una de las mayores elevaciones del valle de Edzná. Esta fachada corresponde al siglo ix de nuestra era y fue lo último que se agregó al basamento. Una ancha escalinata, en la base poniente, muestra bloques con jeroglíficos que originalmente formaron parte de otras dos escalinatas. Estos bloques se tomaron de otros edificios y se ensamblaron en la nueva escalinata para realzar la construcción. En un texto del año 649 y en otro del 830, se mencionan varios “señores sagrados” o gobernantes de Edzná, y se ve el glifo emblema del sitio. El lado norte del E5P muestra arquitectura del estilo Petén que fue cubierta con amplios taludes convexos en el Clásico Terminal (900-1000 d.C.).

    La burda escalinata central se agregó en tiempos posclásicos. El costado oriente del E5P muestra un proceso similar, pero en él puede verse el inicio del basamento piramidal, de modo que luego fue cubierto por la Gran Acrópolis.

    Templo del Norte
    Al igual que otros edificios, presenta varias etapas constructivas. Comenzó como un largo basamento de estilo Petén; tenía una amplia escalinata, su eje principal se orientaba en sentido este-oeste y conducía a dos pasillos alargados. Después, éstos fueron tapados y se añadieron paneles remetidos, algunos decorados con tamborcillos y anchos taludes. Para ello se usaron sillares muy bien cortados y ensamblados. En el santuario que coronaba al edificio ocurrieron varias modificaciones, algunas durante el Postclásico. Frente a este templo hay una plataforma cuya planta recuerda una letra C y corresponde a la última época de ocupación del sitio (1200-1400 después de Cristo).

    Temazcal
    Su ubicación, justo a la entrada del patio principal de Edzná, indica la importancia de esos espacios monumentales cuyo acceso estaba restringido. El baño de vapor no sólo era un medio de limpieza corporal, sino también espiritual. La voz temazcal es de origen náhuatl, su equivalente en maya yucateco es chokó sintumbilhá.

    Edificio 512
    Se halla sobre la vereda que lleva hacia el Conjunto Vieja Hechicera. Se trata de un edificio que guarda mucha semejanza con otros de los años 1000 a 1200 d.C., los cuales tienen columnas como las del Patio de los Embajadores, de forma similar a otros de Chichén Itzá.

    Las estelas
    Conocemos 32 estelas de Edzná. Tres fueron labradas entre los años 41 y 435 d.C.; once poseen fechas del 633 al 830 d.C. y otras son de los siglos IX y X. Casi siempre muestran a gobernantes con indumentaria lujosa que celebran algún ascenso al trono, la participación en el Juego de Pelota, el dominio de una región, la alianza con otra entidad política, etcétera. Los estudios recientes incluyen la lectura de dos glifos emblema para Edzná (ciudad y territorio) y varios nombres de gobernantes, entre los que se incluye una mujer.

    Servicios disponibles en la Zona Arqueológica Edzná
    Estacionamiento, unidad de servicios, sanitarios, venta de publicaciones y custodio.

    Acceso
    A 55 km. de la ciudad fortificada de Campeche. La carretera que lleva al sitio pasa cerca del poblado de Chiná, Poqyaxum, Nohacal, Tixmucuy y Nohyaxché. Yendo desde Champotón deberá desviarse en Haltunchén, hacia el oriente.

    Horario: Lunes a domingo de 8 a 17 horas.
    Referencia INAH

  • Zona Arqueológica de Calakmul orígenes de su nombre
    El sitio de El Tigre es conocido desde los tiempos de la conquista como “Itzamkanac”, cuyos vocablos significan: itzam, “lagarto”; ka, “serpiente”; na, “casa”, yac, “lugar”.Importancia
    Este sitio fue la capital de la próspera provincia de Acalán o “Lugar de las canoas”, donde gobernó Paxbolonacha, el último halach uinic o “gran señor” de la región donde Hernán Cortés ejecutó al gran tlatoani de Tenochtitlan, Cuauhtémoc.Historia del Sitio
    La ocupación de la zona arqueológica El Tigre inició durante el Preclásico Medio (600-200 a.C.). En el sitio se localiza el primer asentamiento; no obstante, las mayores construcciones se erigieron durante el Preclásico Tardío (200 a.C.-200 d. C.). los restos cerámicos son abundantes, lo mismo que la arquitectura monumental y los mascarones modelados en estuco. Algunos de los edificios de ese periodo alcanzan la altura de 25 metros sobre el nivel de la plaza; podemos decir que desde entonces el sitio adquirió la relevancia que posteriormente conservaría. Al parecer durante el Clásico, El Tigre no fue tan significativo; su mayor apogeo lo tuvo en el Clásico Terminal (700-1100 d.C.) debido a que casi todos los edificios que se habían construido durante las etapas anteriores fueron reutilizados y transformados, alcanzando en ese periodo su máximo tamaño.En 1557 la población de Itzamkanac fue trasladada a Tixchel, quedando la región despoblada casi en su totalidad. Durante el periodo Posclásico (1100-1500 d.C.), el lugar adquirió suma importancia, ya que las fuentes históricas, al referirse a Acalán, lo citan como una de las grandes capitales chontales, junto con Potonchán y Xicalango.En la provincia de Acalan se han encontrado poco más de 180 sitios arqueológicos, pero EL Tigre es el más destacado, ya que ahí se localizaron más de 1800 estructuras, varios sacbeob, fragmento de estelas, chultunes, rampas de acceso, campos elevados, canales, etc.Descripción del sitio Recorrido
    El Tigre se extiende sobre un lomerío natural en la margen izquierda del Río Candelaria, abarcando una superficie aproximada de 5 kilómetros. El Centro Ceremonial consta de 4 grandes estructuras y 6 de menores dimensiones, 2 plazas, 13 altares y 3 estelas lisas. Llama la atención la ausencia de un estilo arquitectónico definido, ya que las cuatro estructuras principales son muy diferentes entre sí, aunque existe una perfecta planeación del espacio central: La Estructura I cierra la plaza por el lado sur, la II por el este y por el lado oeste la III que, en conjunto con la IV, forma la segunda plaza.La Estructura I
    Está conformada por una gran plataforma de 149 metros de largo, 132 de ancho y 9 de altura, sobre la cual existen 4 pequeñas estructuras, a las que se les dio el nombre de plataformas y, al fondo se levanta una pirámide de 23 metros de altura con una escalinata central. La Plataforma 1A consiste en un templo de muro redondo con un solo acceso orientado al este, que posiblemente estuvo dedicado a Kukulcán , y la Plataforma 1B cuenta con una escalinata central y una subestructura datadas para el Preclásico Superior (300 a.C.-50 d.C.). La Plataforma 1C tiene una subestructura que se caracteriza por la presencia de unos mascarones antropomorfos hechos a base de estuco modelado. La plataforma 1C presenta unas escalinatas en el lado oeste, y se encuentra en proceso de exploración.La Estructura II
    Está conformada por una plataforma de aproximadamente 10 metros de altura a la cual se accede por una escalinata, y en la cual se localiza una estela lisa. En la parte superior de la estructura, a la cual se llega por una segunda escalinata, se encuentran cuatro cuerpos compuestos de muros rectos. Sobre uno de sus costados existe un mascaron de estuco modelado.

    La Estructura III
    Tiene una longitud de 206 metros y su ancho es de 50 metros aproximadamente. Consta de 5 basamentos piramidales de diferentes tamaños comunicados entre sí, con entradas y escalinatas tanto en su lado oriente como poniente, siendo accesible desde las dos grandes plazas que delimita.

    La Estructura IV
    Consiste en una plataforma cuadrangular de 10 metros de altura y aproximadamente 400 metros por lado, de cuyas esquinas noroeste y suroeste salen otros montículos menores. En su parte superior se aprecian 7 estructuras de diferentes tamaños y formas.

    Hacia el norte, sur y este del Centro Ceremonial se aprecian docenas de montículos, formando barrios, cuyas construcciones se agrupan en plazas y patios menores. Pasando los bajos que delimitan al sitio se encuentra un pequeño conjunto de 10 edificios en un espacio que tal vez fungió como cantera; así mismo, hay una estructura que posiblemente funcionó como embarcadero para la temporada de lluvias y como sacbé o camino en la época de secas, sirviendo como zona de principal acceso comercial.

    A lo largo de la orilla del río se localiza una serie de plataformas que se distribuyen encima de grandes afloramientos que se elevan hasta 20 metros, y edificios de grandes dimensiones a las que se les atribuye un importante papel comercial y administrativo. Al oeste de estas hay otras estructuras de menor tamaño que probablemente sirvieron para controlar la entrada al sitio. Otros complejos arquitectónicos importantes de El Tigre son el Auxaual, el Pachimalays, el Champel, el Paxua y el Paxbolonchacha, que se encuentran en proceso de excavación.

    Acceso
    El acceso se puede realizar por lancha, partiendo del poblado de Candelaria sobre el río del mismo nombre, o bien, por carretera, sobre el camino Escárcega-Villahermosa, a la altura del poblado Nuevo Coahuila, tomando la desviación hacia Monclova (Kilómetro 13.5), que conduce directamente al sitio.

    Horario: Lunes a domingo de 8 a 17 horas.
    Referencia INAH

  • Zona Arqueológica de Chunhuhub orígenes de su nombre
    Su nombre maya significa “Junto al Caracol” (chun-junto a, huhub-caracol), aunque algunos lo interpretan como “raíz del árbol pinus caribea”, conocido en la región como “Huhub”, ya que en maya chun también puede interpretarse como raíz de árbol.Importancia
    Los edificios de esta zona arqueológica se caracterizan por combinar armónicamente sectores claros y oscuros en sus fachadas. La calidad de su mampostería ha perdurado un mínimo de diez siglos y todos sus inmuebles están recubiertos con sillares muy bien cortados y ensamblados, claramente pertenecientes al estilo arquitectónico Puuc del horizonte Clásico.Historia del sitio
    Uno de los primeros en dar a conocer la belleza y el valor histórico de los monumentos de la región Puuc fue Teoberto Maler, austriaco que llegó a México como parte del ejército del emperador Maximiliano y que tras la caída del Imperio en México, se quedó a vivir en la provincia de Yucatán. A él debemos numerosas fotografías que documentan el estado de muchos edificios mayas a finales del siglo XIX, como es el caso específico de los palacios y templos que aún hoy se hallan de pie en Chunhuhub.La ocupación más temprana del sitio data del período conocido como Clásico Tardío, es decir, entre los años 600 y 800 de nuestra era. Los primeros reportes sobre la existencia de Chunhuhub se deben a Teobert Maler, hacia 1902.Recorrido
    El Palacio o Estructura I consta de 2 niveles con 13 aposentos abovedados, sobre cuya fachada principal se aprecia un friso con motivos geométricos con los que alternaban esculturas zoomorfas que semejaban murciélagos. Los muros inferiores del edificio son lisos, a excepción del sector que conduce al cuarto cuatro, en que la fachada presenta bloques esculpidos con figuras alternadas de grecas, rectángulos y columnas. Sobre la moldura media del inmueble se aprecia un friso decorado con junquillos y una cornisa con pequeñas columnas. Las paredes de los aposentos conservan su aplanado original hecho a base de estuco y el pequeño zócalo sobre el que se levanta la estructura está adornada con grecas, cuadros y columnillas. En el extremo sur del edificio, a un costado de la escalinata, existe una bóveda que simula un arco. Esta estructura en un ejemplo típico del edificio tipo palacio en la arquitectura Puuc.Contigua al Palacio se levanta la Estructura II, formada por 3 aposentos abovedados. Los muros de su fachada son lisos y su moldura media, al igual que la cornisa, está decorada con pequeñas columnas. Su friso también presenta columnillas, además de motivos geométricos. Este edificio estuvo unido al palacio por medio de una escalinata, hoy sepultada bajo el escombro producido por los derrumbes de los sectores superiores.Acceso
    Desde la ciudad de Campeche se toma la carretera federal 261 hasta llegar al poblado de Bolonchén de Rejón, a 23 kilómetros se toma la desviación hacia el poblado de Xculoc, encontrando a 5 kilómetros de la desviación la zona arqueológica de Chunhuhub.Referencia INAH

Chiapas


Chihuahua


Coahuila

Zona Arqueológica de

Colima


Distrito Federal


Durango


Estado de México


Guanajuato


Guerrero


Hidalgo


Jalisco


Michoacán


Morelos


Nayarit


Nuevo León


Oaxaca


Puebla

  • Zona Arqueológica de Cantona
  • Zona Arqueológica de Cholula
  • Zona Arqueológica de Yohualinchan
  • Zona Arqueológica de Tepexi el Viejo
  • Zona Arqueológica de San Cristóbal Tepatlaxco
  • Zona Arqueológica de Tepapayeca

Querétaro

  • Zona Arqueológica de El Cerrito
  • Zona Arqueológica de Ranas
  • Zona Arqueológica de Tancama
  • Zona Arqueológica de Toluquilla

Quintana Roo

  • Zona Arqueológica de Calica
  • Zona Arqueológica de Cobá
  • Zona Arqueológica de Chakanbakán
  • Zona Arqueológica de Banco Chinchorro. Patrimonio Cultural Sumergido
  • Zona Arqueológica de Laguna de Mandinga. Isla Cozumel
  • Zona Arqueológica de Caracol-Punta Sur
  • Zona Arqueológica de Chacchoben
  • Zona Arqueológica de Dzibanché – Kinichná
  • Zona Arqueológica de El Meco
  • Zona Arqueológica de El Rey
  • Zona Arqueológica de Ichkabal
  • Zona Arqueológica de Kohunlich
  • Zona Arqueológica de Muyil
  • Zona Arqueológica de Oxtankah
  • Zona Arqueológica de Playa del Carmen
  • Zona Arqueológica de San Gervasio
  • Zona Arqueológica de San Miguelito
  • Zona Arqueológica de
  • Zona Arqueológica de Tulum
  • Zona Arqueológica deXelhá
  • Zona Arqueológica de Xcaret

San Luis Potosí

  • Zona Arqueológica de Tamtoc
  • Zona Arqueológica de Tamohí o El Consuelo

Sinaloa

  • Zona Arqueológica de Las Labradas

Sonora

  • Zona Arqueológica de Trincheras

Tabasco

  • Zona Arqueológica de Comalcalco
  • Zona Arqueológica de Moral-Reforma
  • Zona Arqueológica de La Venta
  • Zona Arqueológica de Pomoná
  • Zona Arqueológica de Malpasito

Tamaulipas

  • Zona Arqueológica de El Sabinito
  • Zona Arqueológica de Las Flores
  • Zona Arqueológica de Balcón de Montezuma

Tlaxcala

  • Zona Arqueológica de Cacaxtla-Xochitecatl
  • Zona Arqueológica de Ocotelulco
  • Zona Arqueológica de Tizatlán
  • Zona Arqueológica de Tecoaque
  • Zona Arqueológica de Xochitécatl

Veracruz

  • Zona Arqueológica Cempoala
  • Zona Arqueológica de los Filobobos
  • Zona Arqueológica de Castillo de Teayo
  • Zona Arqueológica Cuyuxquihui
  • Zona Arqueológica Cuajilote
  • Zona Arqueológica Las Higueras
  • Zona Arqueológica de el Pital
  • Zona Arqueológica Quiahuiztlán “el sitio de la lluvia”
  • Zona Arqueológica San Lorenzo Tenochtitlán
  • Zona Arqueológica de Vega de la Peña
  • Zona Arqueológica El Tajín
  • Zona Arqueológica Tres Zapotes

Yucatán

  • Zona Arqueológica de Acanceh
  • Zona Arqueológica de Aké
  • Zona Arqueológica de Balamcanché
  • Zona Arqueológica de Chacmultún
  • Zona Arqueológica de Chichén Itzá
  • Zona Arqueológica de Dzibilchaltún
  • Zona Arqueológica de Ek Balam
  • Zona Arqueológica de Izamal
  • Zona Arqueológica de Kabah
  • Zona Arqueológica de Labná
  • Zona Arqueológica de Loltún
  • Zona Arqueológica de Mayapán
  • Zona Arqueológica de Oxkintok
  • Zona Arqueológica de Sayil
  • Zona Arqueológica de Uxmal
  • Zona Arqueológica de Xlapak

Zacatecas

  • Zona Arqueológica de Alta Vista o Chalchihuites
  • Zona Arqueológica de Las Ventanas
  • Zona Arqueológica de La Quemada
Grupo Bolaam Hum
Danza Pre-hispanica
Atuendos & trajes
Atuendos, trajes, copilis y otros articulos de diferentes danzas alrededor de la republica mexicana.
Musica e Instrumentos
Origenes, historia y movimiento cultural de diferentes corrientes de musica prehispanica y moderna en Mexico.